Hostal familiar en Llafranc

El lugar ideal para las vacaciones familiares en la Costa Brava.

El Hostal Terralet es la nueva opción para las familias en Llafranc. A menos de 100m de la playa, y lejos del barullo de la primera línea de mar, en el Terralet encontraréis descanso y actividades para todas las edades. Para los papás y para los más pequeños.

El alojamiento para las familias se completa gracias a los talleres y actividades que se organizan para todos los públicos. Así como con la gran oferta de actividades que existen en Llafranc y alrededores: culturales, deportivas... ¡hay para todos los gustos!

Nuestras habitaciones familiares
Familiar Deluxe
Porque no hace falta estar juntos todo el día ¡y menos de noche!
Familiar Calm
¡Ideal para quintetos! Seáis de cuerda o de viento
Cuádruple Calm
¿Todas las ovejas en el mismo corral? Ésta es ideal para un rebaño de cuatro

Qué hacer con los niños en Llafranch

Snorkel
descubre el fondo del mar

Una excursión en barca hasta fuera de los límites de las boyas. En un mar tranquilo y bien equipados con gafas, tubo y aletas, nadaréis y os sorprenderéis con todo lo que el mar de Llafranc os puede ofrecer. 

Paddle Surf
Llafranc desde otra perspectiva

Todos conocemos Llafranc desde la playa, pero ¿desde las boyas y de pie? Una excursión divertida dónde los más pequeños pueden llegar muy lejos de la orilla. 

Conjunto monumental de Sant Sebastià
restos de otra época

A parte de disfrutar de las vistas desde el mirador del Faro, en Sant Sebastià podemos encontrar los restos de un poblado ibérico y la torre de vigilancia que nos protegió durante la amenaza pirata. 

Taller de Manualidades
en el Terralet

Ponemos las mesas del Terralet a disposición de los pequeños artistas de casa. Un día a la semana, Anna organiza un taller de 1h30 para niños de todas las edades, y les ayuda a hacer una pieza artística que podrán llevarse de recuerdo a casa. 

Juegos de mesa
en el Terralet

Tenemos cartas, domino, parchís y algún que otro juego que te harán pasar un buen rato. Ya sea en el bar o en la azotea, pedídnoslos que seguro reiréis un rato. ¡Siempre y cuando todo el mundo sepa perder...!